“Para los enamorados que se casaron. Para la casa que se construyó. Para los niños que crecieron. Para los barcos amarrados. Para la batalla ganada. Para el hijo pródigo que volvió. Para todo aquello que terminó sin más esperanzas.” (M. Anagnostakis, La Dedicación, 1962)
 
Este año se cumplen 90 años del nacimiento y 10 de la muerte de Manolis Anagnostakis, gran poeta griego y destacado representante de la “primera generación de la posguerra” llamada, también, “generación de la derrota”. 
 
Para conmemorar este doble aniversario, el Ayuntamiento de Tesalónica, ciudad natal del poeta, ha decidido declarar el 2015 como Año de Manolis Anagnostakis en el marco del cual se incluye una variada gama de eventos que evocarán la vida y obra del poeta. 
 
 
Las celebraciones han sido ya inauguradas la semana pasada con una conferencia de la profesora Venetia Apostolidu sobre la obra poética de Anagnostakis, acompañada por la proyección del destacable homenaje que había dedicado a Manolis Anagnostakis la televisión pública griega (ERT) en 1983. 
 
Además, el 6 de mayo la Alcaldía de Tesalónica dedicará al poeta una plaza, en el centro de la ciudad y muy cerca de donde nació y vivió los primeros diecisiete años de su vida, mientras que el 23 de junio, día en que se cumplen 10 años de su muerte, será celebrado con distintos actos y conciertos de música por toda la ciudad. 
 
Por último, el 15 de octubre se abrirá en el Museo de la Civilización Bizantina la exposición titulada "Hablar ... evidencias y testimonios", que incluirá material de archivo, objetos personales, escritos inéditos y fotografías del poeta y, al mismo tiempo, se publicará un volumen conmemorativo con todos los objetos de la exposición y material raro. 
 
Y para concluir, nada mejor que unos versos del propio poeta: 
 
Το θέμα είναι τώρα τι λες. Καλά φάγαμε, καλά ήπιαμε. Καλά τη φέραμε τη ζωή μας ως εδώ. Μικροζημίες και μικροκέρδη συμψηφίζοντας. Το θέμα είναι τώρα τι λες. (Στόχος, 1970) 
 
 “La pregunta es qué decir ahora. Comimos bien, bebimos bien. Hemos llevado bien nuestras vidas hasta aquí Compensando daños menores y pequeños beneficios. La pregunta es qué decir ahora. (Μ. Αnagnostakis, Objetivo, 1970) 
 
Traducción: Georgia Marioli