El Ministerio de Cultura y Deporte de Grecia ha anunciado los resultados de la misión arqueológica subacuática realizada el año pasado en el archipiélago de Furni (Φούρνοι Κορσέων en griego).
 
Según el comunicado de prensa del ministerio, la sexta misión arqueológica del Eforato de Antigüedades Subacuáticas al archipiélago de Furni, en la región del Egeo Norte, que tuvo lugar en 2021, se centró en el estudio y la documentación de un naufragio de la época bizantina temprana.
 
Fournoi1
 
El naufragio se localizó frente al cabo Figú (Aspros Kavos), en la costa oriental de la isla de Furni, a una profundidad de 43-48 metros sobre un fondo escarpado y arenoso, en una de las zonas más difíciles de alcanzar de la isla, afectada por fuertes vientos durante la mayor parte del año.
 
De un total de 58 naufragios que han sido identificados en el archipiélago de Furni, éste fue seleccionado como el más interesante desde el punto de vista científico, tanto por su integridad y cohesión estructural, como por la carga heterogénea que transporta, consistente en seis tipos diferentes de ánforas, originarias de la región de Crimea y Heraclea Póntica. También hay un cargamento suplementario de cerámica doméstica procedente de la región de Fócea, en el noroeste de Asia Menor.
 
Fournoi5
 
La investigación arqueológica se ha llevado a cabo bajo la dirección del Dr. George Koutsouflakis, del Eforato de Antigüedades Subacuáticas. La investigación fue llevada a cabo por un equipo de 25 buceadores de diversas especialidades (arqueólogos, arquitectos, conservadores arqueológicos, buceadores profesionales, fotógrafos, videógrafos, estudiantes de grado y postgrado). Se realizaron 292 inmersiones individuales en el marco de la investigación, lo que supone unas 220 horas de trabajo en el fondo marino. Los datos recogidos en la investigación se consideran extremadamente importantes para la planificación de una excavación sistemática del pecio en un futuro próximo.
 
Fournoi4
 
En el marco de la investigación de 2021, se limpiaron los depósitos de arena que rodean el lado occidental y poco profundo del pecio y se abrió una zanja de prueba que permitió a los investigadores estudiar su estratigrafía. Se descubrieron unas 15 ánforas enterradas, entre ellas un tipo de ánfora atribuida a la ciudad de Sinope, en el Mar Negro. También se recuperaron varias vajillas y partes de madera, que se cree que procedían del casco del barco, y que probablemente sobrevivieron en la capa de arena anóxica bajo la carga del naufragio.
 
El hallazgo de la vajilla ayudó a los científicos a datar con bastante precisión el pecio, situándolo en los años 480 a 520 d.C., probablemente durante el reinado del emperador Anastasio I Dicorus (491-518 d.C.), de la dinastía Leónida, conocido por las fuentes históricas principalmente por sus reformas fiscales y monetarias, que impulsaron las finanzas del Estado y permitieron la política expansionista de los emperadores del siglo VI.
 
El equipo también se encargó de registrar otros pecios en el archipiélago de Furni, en el marco del proyecto "Diving Routes in Marine Protected Areas of the Eastern Mediterranean", ejecutado como parte del programa de cooperación europeo Interreg V-A Grecia-Chipre 2014-2020. El Ayuntamiento de Furni, el programa de cooperación Interreg, el Explorers Club, el Instituto Korseai y otras organizaciones privadas y ONG han prestado apoyo financiero y logístico para la investigación.
 
Texto original en inglés vía Greek News Agenda
 
Trad.: C.P.