Vr1

El éxodo de Missolonghi [detalle], 1853 (Galería Nacional)

Los acontecimientos dramáticos de la Guerra de la Independencia griega han servido de fuente de inspiración para muchos artistas griegos e internacionales, y han sido objeto de varios cuadros mundialmente famosos, como “La Masacre de Quíos” de Eugène Delacroix y “Grecia expirando sobre las ruinas de Missolonghi”.

Los pintores griegos del siglo XIX, la mayoría de ellos pertenecientes a la llamada "Escuela de Múnich", sacaron muy a menudo sus temas de la historia de las luchas contra el dominio otomano, como era natural para los que vivían en las secuelas directas de la Guerra de la Independencia. Algunas de estas obras memorables que son “La quema del buque insignia turco por Kanaris”, pintado por Nikephoros Lytras, patriarca de la "Escuela de Múnich" griega, “La quema de una fragata turca” del maestro de la marinería Konstantinos Volanakis y “El juramento” de Dionysios Tsokos.

Pero nadie ha estado más relacionado con la representación visual de la Revolución de 1821 que Theodoros Vryzakis (1814 - 1878), uno de los fundadores de la "Escuela de Múnich". Aunque vivió la mayor parte de su vida en el extranjero, sus obras se inspiran casi exclusivamente en temas griegos, especialmente históricos. Es famoso por sus cuadros que representan escenas y figuras de la lucha nacional por la independencia, y su nombre ha quedado inextricablemente ligado a estas imágenes ampliamente reproducidas.

Vr2

Consuelo, 1847 (Galería Nacional)

Vida y estudios tempranos

Theodoros Vryzakis nació en 1814 o 1819 en la ciudad griega de Tebas (entonces parte del Imperio Otomano). Su padre, Petros, participó en la Guerra de la Independencia griega y fue ahorcado por el ejército otomano en mayo de 1821, mientras que su madre se refugió en las montañas junto con sus hijos. Theodoros y su hermano Euthymios fueron acogidos posteriormente por el orfanato establecido en la isla de Egina en 1829 por el gobernador Kapodistrias.

Según algunas fuentes, el erudito clásico y pedagogo alemán Friedrich Thiersch fue quien descubrió el talento artístico de Vryzakis en 1832, durante su visita a Grecia. Se cree que Thiersch le animó a continuar su educación en Múnich con una beca especial para los huérfanos de la guerra griega. Efectivamente, Vryzakis continuó sus estudios en Múnich y acabó estableciéndose allí de forma permanente. En 1844, fue admitido en la Academia de Bellas Artes de Múnich, con una beca de la comunidad griega de la ciudad.

Carrera y estilo

Vryzakis fue uno de los primeros estudiantes griegos de la Academia de Múnich, iniciando una tradición para los aspirantes artistas griegos, que continuaría en las décadas siguientes, y dando así lugar a la llamada "Escuela de Múnich", el principal movimiento artístico de la Grecia del siglo XIX. La Escuela de Múnich griega se caracterizó por el realismo académico, con una inclinación estilística hacia el neoclasicismo, pero también con una clara influencia del romanticismo, sobre todo en el aspecto temático. Entre sus principales representantes se encuentran Dionysios Tsokos (1820-1862), Konstantinos Volanakis (1837-1907), Nikephoros Lytras (1832-1904), Nikolaos Gyzis (1842-1901) y Georgios Iacovidis (1853-1907).

Vr3

Dos guerreros, 1855 (Galería Nacional)

El artista que más influyó en Vryzakis fue Peter von Hess (1792-1871). Especialmente famoso por sus pinturas históricas, había creado muchas obras inspiradas en la Guerra de la Independencia griega y los primeros años del Estado griego. Otro artista que le inspiró profundamente fue Karl Krazeisen, un soldado bávaro y filoheleno que había luchado en el lado de los griegos en 1826-1827. Se hizo famoso por una serie de retratos litográficos extremadamente realistas de varios héroes de la guerra, basados en bocetos que había dibujado del natural. Estos retratos fueron utilizados posteriormente como referencia por otros artistas -incluido el propio Vryzakis. Otras influencias en la obra de Vryzakis son Carl von Heideck, Joseph Petzl y Joseph Stieler.

Apoyado por su beca, el pintor realizó viajes por Europa. Volvió a Grecia de 1848 a 1851, con el fin de estudiar los paisajes y las figuras que le interesaban para sus cuadros históricos. A su regreso a la capital bávara, abrió un taller y tuvo a varios jóvenes aprendices trabajando a sus órdenes. En 1861-63 pintó los iconos del iconostasio de la iglesia ortodoxa griega de la Anunciación de Manchester, por encargo de la comunidad griega local.

Participó en varias exposiciones, como la Exposición Universal de 1855 en París y la Exposición Internacional de 1862 en Londres. En los últimos años de su vida, una enfermedad ocular debilitante le obligó a retirarse de su carrera artística. Murió en Múnich el 6 de diciembre de 1878 a causa de una enfermedad cardíaca, y fue enterrado en el cementerio Alter Südfriedhof. En su testamento, dejó todas las obras de su estudio a la Universidad de Atenas. Finalmente, la Universidad las legó a la Galería Nacional-Museo Alexandros Soutzos de Atenas.

Vryzakis se basó casi exclusivamente en paisajes e imágenes griegas, y la mayoría de sus cuadros se inspiran en los acontecimientos y leyendas de la Guerra de la Independencia griega. Su estilo está claramente influenciado por el neoclasicismo, con una tendencia a idealizar los rasgos de sus figuras. Daba gran importancia a los detalles, utilizando colores vivos y creando composiciones cuidadosamente concebidas. Más que intentar captar un momento de acción, su objetivo parece ser el de crear representaciones románticas y altamente simbólicas de grandes acontecimientos históricos.

Obras famosas

Vr4

El obispo de la antigua Patras Germanos bendice la bandera de la revolución, 1865 (Galería Nacional)

En su obra más emblemática, el artista representa lo que se conoce como la "leyenda de Agia Lavra", según la cual la Revolución griega se declaró el 25 de marzo de 1821 en un servicio triunfal para la fiesta de la Anunciación, dirigido por el obispo metropolitano Germanos III de la antigua Patras, en el monasterio de Agia Lavra, en el Peloponeso. Se supone que Germanos izó la bandera revolucionaria y prestó juramento a los combatientes del Peloponeso. Esta tradición se basa principalmente en diversas fuentes e informes, especialmente del diplomático francés y ardiente filoheleno François Pouqueville, y su historicidad ha sido debatida posteriormente. Sin embargo, es incuestionable que Germanos fue un miembro destacado de la Filiki Eteria (Sociedad de Amigos) que inició a varios otros en la organización revolucionaria secreta, y su papel en los primeros años de la lucha está bien documentado. Aunque se cuestiona la veracidad y la fecha exacta del legendario servicio religioso, se ha retratado y reproducido en gran medida como un momento fuertemente simbólico del nacimiento de la Grecia moderna.

Vr5

La recepción de Lord Byron en Missolonghi, 1861(Galería Nacional)

En 1823, Lord Byron, quizás el más famoso de los filohelenos, viajó a Grecia para actuar como agente del Comité de Londres, que se había formado para ayudar a la lucha griega. Inicialmente se dirigió a la isla de Cefalonia y más tarde partió hacia Missolonghi (entonces un territorio liberado), donde llegó en barco en enero de 1824 y fue recibido con gran entusiasmo. Byron es retratado de forma casi mesiánica, Detrás se encuentra Edward John Trelawny, aventurero británico y amigo íntimo del poeta, que en realidad había navegado con Byron hasta Cefalonia, pero que muy pronto abandonó el continente. Entre las autoridades locales que se muestran dando la bienvenida a Byron, el hombre que destaca con ropas oscuras occidentales es Alexandros Mavrokordatos, un prominente político fanariota que comandaba unidades de filohelenos en la Guerra, y que en sus cartas, había invitado repetidamente a Byron a la ciudad.

Vr6

El éxodo de Missolonghi, 1853(Galería Nacional)

En una de sus obras más conocidas, Vryzakis presenta una representación idealizada de uno de los episodios más trágicos pero también célebres de la Guerra de la Independencia. La ciudad portuaria de Missolonghi, en el oeste de Grecia, era un importante bastión de los rebeldes griegos y la sede del Senado de la Grecia Continental Occidental. Sus habitantes habían resistido con éxito un asedio de las fuerzas otomanas en 1822, y un segundo en 1823. En abril de 1824, Lord Byron murió en Missolonghi a causa de una enfermedad, lo que aumentó la fama de la ciudad.

En abril de 1825 comenzó un tercer asedio por parte de Reşid Mehmed Pasha, cuyo ejército fue reforzado posteriormente por el del conocido Ibrahim Pasha. Duró un año, durante el cual la ciudad sufrió constantes ataques y, pronto, hambre. Finalmente, los asediados decidieron un plan de huida, pero fueron traicionados por el enemigo. La noche del 10 de abril de 1826, intentaron una salida, pero fueron rodeados por las fuerzas enemigas, y la mayoría de ellos murieron.

Vr7

El campamento militar del general Karaiskakis, 1855 (Galería Nacional)

El cuadro está ambientado en Fáliron (cerca del Pireo) en 1827. Un destacamento del ejército griego al mando de Georgios Karaiskakis -uno de los héroes más célebres de la Revolución- se prepara para la batalla. Karaiskakis, junto con muchos de sus hombres, participó en el intento fallido de levantar el asedio otomano a la Acrópolis, y de hecho fue herido de muerte antes de la batalla de Fáliron.

El general está representado en la cima de un montículo que domina el paisaje, con una mano apuntando hacia la colina de la Acrópolis, visible en la distancia. Junto a Karaiskakis, mirando a través de un telescopio espía, se encuentra Carl Wilhelm von Heideck, mientras que, en el extremo izquierdo del primer plano, también con uniforme azul, se muestra a Karl Krazeisen con una mano levantada señalando. Los dos oficiales filohelenos participaron realmente en la campaña de Karaiskakis en Atenas, y evidentemente Vryzakis aprovecha esta oportunidad para honrarlos por su contribución a la lucha griega, al tiempo que rinde homenaje a su influencia en su arte.

Vr8

La defensa de la patria por encima de todo, 1858 (Galería Nacional)

En esta famosa alegoría, Grecia se personifica como una joven coronada con hojas de laurel, que lleva un antiguo peplos griego y extiende sus brazos sobre una multitud de combatientes arrodillados a su alrededor. Existe otra versión del cuadro, casi idéntica, llamada “Grecia expresando gratitud” (1858). Las personas que rodean a Grecia simbolizan a quienes participaron en la lucha, de una u otra manera, durante la Guerra de la Independencia o incluso antes. Entre ellos destacan figuras históricas, como los escritores Rigas Feraios y Adamantios Korais, el líder de Filiki Eteria Alexandros Ypsilantis (con el atuendo de la Banda Sagrada, al que le falta el brazo derecho), Michael Soutzos, Theodoros Kolokotronis, Georgios Karaiskakis, Odysseas Androutsos, Konstantinos Kanaris, Andreas Miaoulis y Laskarina Bouboulina y el gobernador Kapodistrias. .

Texto original en inglés vía Greek News Agenda

Trad.: C. Peppas