El Museo Histórico Nacional en Atenas es el museo más antiguo de su categoría en Grecia y abarca las fases más importantes de la historia del helenismo desde el siglo XV hasta el siglo XX. Más específicamente, se centra en el período del dominio otomano y franco, la Revolución de 1821, la lucha por la liberación, la creación del estado griego independiente y el desarrollo político, social e intelectual del helenismo hasta nuestros días. Fue creado por iniciativa de la Sociedad Histórica y Etnológica de Grecia en 1884. El material histórico, las reliquias y los artículos se recolectaron principalmente a través de donaciones de las familias de los combatientes de 1821 y organismos gubernamentales. Durante muchos años, el museo estaba alojado en el edificio principal de la Universidad Politécnica Nacional de Atenas. En 1960 la colección se trasladó a su sede actual, en el Palacio del Antiguo Parlamento en la calle Stadiou.
 
m10
Archivo fotográfico del Museo Histórico Nacional 
 
Es un impresionante edificio neoclásico en la Plaza Kolokotroni, construido según los diseños del arquitecto francés François Boulanger y fundado en 1958 por la reina Amalia. Sin embargo, posteriormente los planos fueron modificados por el arquitecto griego P. Kalkos y el edificio albergó el Parlamento Helénico desde 1875 hasta 1932. Cabe mencionar que estatuas de mármol de políticos reconocidos del siglo XIX adornan el recinto del Palacio. Entre ellas la del Primer Ministro Charílaos Trikoúpis (1832-1896) del escultor Thomas Thomopoulos y la estatua del Primer Ministro Theodoros Diligiannis (1824-1905), que fue asesinado en la escalinata del Palacio, obra del escultor Georgios Dimitriadis.
 
 kib2776
Archivo fotográfico del Museo Histórico Nacional
 
La exposición del museo cubre los últimos años antes de la caída de Constantinopla hasta las primeras operaciones militares de 1940. Se presenta en orden cronológico alrededor de la sala principal del edificio que abre sólo para ceremonias y eventos oficiales. Entre las muestras expuestas se incluyen la estatua del último emperador de Bizancio, cascos, armas y monedas. Hay también una sala dedicada al periodo pre-revolucionario que acoge la Carta de Rigas Feraios, el escritorio de Adamantios Korais, así como reliquias, emblemas y banderas de la “Filikí Etería” (Sociedad de los Amigos). La mayor parte de la exhibición contiene recuerdos de la Revolución Griega. Entre otras cosas se exhiben retratos de los luchadores griegos de 1821 y muchas de sus pertenencias personales, trajes tradicionales, manuscritos, etc. Finalmente, además del edificio principal en Atenas, cabe destacar que desde 2001 la histórica mansión de la familia Lazaros Koundouriotis en Hidra funciona como una sucursal del Museo Histórico Nacional y es una atracción importante para los numerosos visitantes de la isla.
 
C.S.