Las castañas y el invierno griego son casi sinónimos. Es de hecho, la imagen del vendedor de castañas, sentado junto a su brasero portátil, con un montón de castañas listas para venderse en cornetas de papel, es tan querida y tan familiar para los griegos, y es también una imagen que ha inspirado a pintores, novelistas y compositores. ¡Quién podría realmente decir no al tentador olor de las castañas asadas en el aire, invitando a todos tomar un descanso para disfrutar de un delicioso refrigerio saludable!
 
kast1
 
Castanea Sativa (como es su nombre botánico), castaño dulce o simplemente castaño es una especie de árbol de la familia de Fagaceae, nativa del sur de Europa y Asia Menor, cultivada ampliamente en el mundo templado. Puede alcanzar una altura de 20 a 35 metros y requiere un clima moderado y húmedo para su crecimiento y una cosecha buena, incluso en condiciones naturales, puede vivir más de 2.000 años. A diferencia del castaño de Indias (Aesculus hippocastanum) con el que solo está relacionado de una forma lejana, este árbol longevo de hoja caduca, produce una semilla comestible, la castaña (dulce), que se ha utilizado en la cocina desde la antigüedad. Se dice que la castaña o la “Nuez de Zeus”, como la llamó el poeta Hermipo (siglo V a. C.) en su obra “Phormophoroi”, fue muy apreciada en la antigua Grecia. En realidad era un manjar reservado para la élite;  ellos hacían miel con el mismo y se consideraba que tenía muchas aplicaciones terapéuticas. Hay muchas recetas descritas en la literatura antigua y las castañas se mencionan frecuentemente en obras de escritores antiguos como Homero, Xenofonte y Hipócrates.
 
kast3
 
               “Nuestra comida debe ser nuestra medicina y 
                nuestra medicina debe ser nuestra comida”.
Hipócrates, a menudo referido como el “Padre de la Medicina” (460-370 a. C.).
 
 Dioscórides, médico, farmacólogo y botánico griego, confirmó también que la castaña es de alto valor nutricional con una serie de propiedades medicinales. Más concretamente y a diferencia de otras frutas secas, la castaña dulce se puede caracterizar como una nuez almidonada, baja en ácidos grasos, por tanto su valor nutricional es mejor en comparición con otros cereales. La castaña tiene una gran actividad antioxidante debido a su alto contenido en vitamina C, la cual por ser muy resistente al calor, se mantiene en todas las formas de consumo (castañas crudas, hervidas o asadas). Contiene también vitaminas del complejo B, que son muy beneficiosas para el funcionamiento del sistema nervioso y el metabolismo de los nutrientes. Además, es una fuente importante de minerales y fibras que reducen los niveles de colesterol en sangre. Por último, el hecho de que las castañas no contengan gluten, las convierte en un ingrediente muy popular para la preparación de alimentos sin gluten en nuestros días.
 
kast4
 
Grecia tiene una fuerte tradición en cultivar castaños en matorrales y huertos. Es por eso que Grecia se encuentra entre los 10 países principales productores de castaña del mundo, con  exportaciones que alcanzan el 80% de la producción y según los representantes de la industria, el interés de los comerciantes en Alemania y en Italia entre otros países, es enorme, ya que las castañas griegas se consideran de primera calidad. Los castaños crecen en todas partes de Grecia, en los bosques de Macedonia al norte y hasta en las montañas de Creta al sur (aproximadamente 55.000 hectáreas en total). La nueva cosecha, durante la temporada de otoño, es motivo de celebración en muchas regiones del país. La orgullosa historia de los castaños en Grecia se celebra cada año con varias fiestas en todo el país. Los lugareños en las áreas montañosas y los visitantes se reúnen y saborean esta valiosa fruta de invierno con una copa de tsipuro o vino. Aunque la pandemia ha cambiado la forma en que la gente celebraría la cosecha de castañas de este año, todos tienen la oportunidad de disfrutar de esta delicia culinaria que les llenará de sentimientos cálidos el corazón. Pueden probar las castañas solas hervidas o en el horno, o utilizarlas en una variedad de recetas para dar un sabor único a sus costumbres culinarios. Aunque son un perfecto acompañamiento para el cerdo y los aves, se utilizan principalmente en la repostería tradicional griega. Disfrútenlas en mermeladas, untables, y seguramente les encantará en tartas como tsoureki o vasilopita (el pastel griego del año nuevo).
 
Texto original en inglés vía Greek News Agenda
 
Adaptación al castellano C.Skandali