La primavera parece haberse instalado con fuerza y el puente del uno de mayo ya está aquí. Es el momento idóneo para elegir sitio para una escapada de tres o cuatro días. Ante la abundante y variada oferta que proporciona la geografía griega, nosotros esta vez les proponemos cuatro destinos geniales por el Norte de Grecia para desconectar por completo y disfrutar de las maravillas de la naturaleza:
 
Sitonia, en la península de Calcídica
 
A pesar de ser destino veraniego de buena parte de los griegos, Calcídica a esta época del año resulta uno de los sitios más hermosos y atractivos. La península  -dividida en tres pequeñas penínsulas-  está situada en la región de Macedonia y su curiosa forma nos recuerda el tridente del Partenón, siendo sus tres “dientes”  Kasandra, Sitonia y el Monte Atos. Los dos primeros son el lugar favorito de vacaciones para los tesalonicenses y el tercero alberga la comunidad monástica de Atos.  Calcídica en primavera significa contacto con un bello e histórico lugar. El visitante será testigo de una belleza natural indescriptible:  montañas cubiertas de pinos formando una enorme alfombra verde que llega hasta el mar, sitios arqueológicos “ahogados” en un mar de plantas y flores silvestres y preciosos poblados tradicionales, como Partenón o la montañosa Arnea en las laderas del monte Holomontas, a 600 metros de altitud, ambos ubicados en el “diente” mediano, Sitonia.
 
sitonia2
 
Entre las penínsulas de Sitonia y el monte Athos, a una distancia de 16 km. del mar, se encuentra Megali Panayá (Virgen Grande), uno de los pueblos más antiguos de Calcídica. Situado en un entorno de gran valor e interés ecológicos, el pueblo está atravesado por un rio sobre el cual se extiende un puente arqueado casi milenario. Un paseo por el pueblo y los alrededores nos llevará al convento de la Virgen y a la iglesia de la Virgen Grande construida en 1007 en el punto más alto del pueblo.  Ya de vuelta hacia Tesalónica, sería interesante una breve parada en Galátista, un bonito pueblo montañoso de 2500 habitantes que ofrece unas óptimas vistas panorámicas sobre el valle de Anthemuntas atravesado por el homónimo río que desemboca en el golfo Termaikós de Tesalónica.
 
Como opción alternativa que combina ocio y educación, les propondríamos visitar el parque temático de la aldea histórica de Estágira, villa natal del filósofo Aristóteles, en una altitud de 500 metros sobre el nivel del mar. Merece la pena visitarlo para admirar los originales instrumentos científicos  -cuyo funcionamiento está basado en las leyes incluidas en el Tratado sobre la naturaleza del gran filósofo griego-, y al mismo tiempo disfrutar de las maravillosas vista sobre la bahía de Ierisós.
 
Kavala
 
A unos 600 km de Atenas y 150 de Tesalónica, la ciudad de Kavala es uno de los destinos más interesantes del norte de Grecia. Situada entre los ríos Nestos y Strimonas al pie del monte "Símbolo",  Kavala es una de las mayores ciudades de la región de Macedonia y uno de los principales puertos marítimos de la zona.
 
Construida en forma de anfiteatro ofrece unas espectaculares vistas hacia el mar. Dando un paseo por el casco antiguo de la ciudad (el distrito de Panayá), el visitante topará con los monumentos más emblemáticos de la ciudad; el castillo sobre la Acrópolis construido en el s. XV, el faro antiguo, el Imarét, un edificio espléndido de la última época otomana, ejemplo clásico de la arquitectura islámica, y la mezquita de Hussein Bey.
 
Kavala port
 
En la parte nueva de la ciudad, los mansiones neoclásicas, los grandes almacenes de tabaco y el interesante Museo del Tabaco (no hay que olvidar que Kavala en el pasado era conocida como la Meca del Tabaco) son testimonios de su pasado más reciente. Deambulando por sus calles adoquinadas,  la Plaza de la Libertad (Platía Eleftherías) y la zona peatonal de Megalu Alexandru se tiene la oportunidad de “saborear” la ciudad así como su excelente y variada gastronomía.
 
Por último, los amantes de la historia y de la arqueología tienen a su alcance (a 17km de Kavala), a uno de los emplazamientos arqueológicos más importantes, la antigua ciudad de Filipi, donde se pueden ver la antigua Vía Egnatía, las ruinas del Ágora romana, la "cárcel" del Apóstol Pablo y el antiguo teatro.
 
Termas de Pózar
 
Todos necesitamos de vez en cuando un descanso para... ¡rejuvenecer mente y cuerpo! El sitio perfecto para ello son las termas naturales de Pózar, un pueblecito minúsculo de la provincia macedonia de Pella, a 500 casi kilómetros de Atenas y unos 110 de Tesalónica.
 
 ΠΟΖΑΡ1
 
La fuentes termales están ubicadas en un entorno natural con ambundante vegetación y bosques frondosos; sus aguas, que brotan en una temperatura de 37 grados, poseen propiedades terapéuticas gracias a su particular composición química debida, a su vez, a la geotermia específica del suelo. Aquí el visitante puede beneficiarse de las propiedades curativas del agua minero-medicinal del río Termopótamos (río caliente) de dos formas posibles: sea en las confortables instalaciones municipales (piscinas individuales, saunas, hammam, jacuzzi) sea en la piscina natural de 25 m. en la cual el agua caliente cae por una cascada de 3,5 metros altura; esta segunda opción resulta una experiencia inigualable, ya que mientras se está sumergido en el relax termal de 37 grados se puede, al mismo tiempo, disfrutar de un paisaje natural insólito, contemplando los picos de la montaña de Kaimaktsalán casi siempre nevados.
 
La zona de alrededor de las termas ofrece una gran variedad de actividades de ecoturismo, desde esquí hasta senderismo de todo tipo. Además, en la zona ha sido localizado un complejo de quince cuevas prehistóricas cuyos hallazgos se exponen en el pequeño museo del pueblo.
 
 
Un destino único con una combinación ideal de naturaleza, mitología e historia, a solo 440 kilómetros de Atenas y 70 de Tesalónica 
Ubicada en la región de Macedonia central, la provincia de Piería está rodeada por dos montañas míticas  -en el sur por el Olimpo, morada de los dioses griegos, y, en el oeste, por Piéria, hogar de las musas- y bañada por el golfo Termaikós en el este.
 
platamon kastro
 
Aquí, la combinación de montaña y mar permite la práctica de todo tipo de actividades montañosas y marítimas en su largo litoral de 70 kilómetros. Además, su larga historia la convierten en un destino de gran interés arqueológico e histórico. Buena prueba de ello son el Parque Arqueológico de Díon -la ciudad sagrada del reino macedonio donde Alejandro Magno hizo sus ofrendas a Zeus antes de iniciar su expedición hacia la India- y los muchos monumentos bizantinos y post-bizantinos, así como el emblemático castillo medieval de Platamonas construido. 
 
¡Por último, les recomendaríamos una breve visita a los cercanos pueblos montañosos del Olimpo y de Piéria desde los cuales las vistas hacia el golfo Termaikós, Tesalónica y la península de Calcídica cortan el aliento! 
 
 

banner panorama

banner newsletter panorama

  1. Lo más visto
  2. Grecia e Iberoamérica
Llegarás a Grecia

Llegarás a Grecia

Agosto 10, 2016