Días de Alcione son aquellos días soleados, en pleno invierno, aproximadamente algún momento entre el 15 de enero y el 15 de febrero, el tiempo se está despejando, con temperaturas altas, sin lluvias y vientos.

Dicho término, para la descripción de este fenómeno meteorológico especial, fue establecido, por primera vez, por Aristóteles y está relacionado con la mitología antigua griega. Se trata de una tierna historia de amor y devoción. Según el mito, la bella Alcione, hija de Eolo, (el dios de los vientos), estuvo casada con Céix.

Los dos jóvenes vivían tan felices y enamorados que pensaban que eran iguales a los dioses. Su arrogancia enfadó a Zeus, quien decidió vengarse de ellos. Un día que Céix viajaba por mar, le envió una fuerte tempestad, el barco se volcó y el joven se hundió en las aguas profundas.

Alcione se informó sobre la muerte de Céix, y desesperada lloraba a la orilla del mar, por su amante. Su dolor emocionó a los dioses y la transformaron en Martín Pescador.

Es un ave pequeña con cabeza grande y plumas azules. Tiene las patas cortas y mide 18 cm.

Alcione solía construir su nido en las rocas, al borde del mar, mientras las fieras ondas golpeaban el nido destruyéndolo. Zeus apiadándose de ella, tomó la decisión de cambiar el clima algunos días al año, dentro del invierno, para ayudarla a incubar sus huevos. Alcione también, dio su nombre a la estrella más brillante de la constelación de Tauro, que es visible en el cielo, específicamente las noches claras sin nubes.

Desde el punto de vista científico, es un fenómeno meteorológico que se observa durante este período del invierno, desde la región del Mediterráneo, hasta la Europa noroeste. En particular, en dicha zona, se produce ecuación de la presión barométrica, a consecuencia la temperatura aumenta y los vientos se calman. Sin embargo, hay años que este fenómeno no aparece.

(C.S)

banner panorama

banner newsletter panorama

  1. Lo más visto
  2. Grecia e Iberoamérica